NOM-035… ¿empleadxs felices, productivxs y comprometidxs?

Por Adriana Arceo Pech

La “Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018, Factores de riesgo psicosocial en el trabajo-Identificación, análisis y prevención” forma parte de las Normas Oficiales Mexicanas emitidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que tienen como finalidad propiciar las condiciones mínimas en materia de seguridad, salud y ambiente de trabajo.

Comúnmente conocida como NOM-035, tiene como objetivo “establecer los elementos para identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como para promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo”. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de >>promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo<<?

La idea de legislar en pro de que los ambientes de trabajo tengan las condiciones básicas y necesarias para laborar dentro de estos, así como para evitar los accidentes y enfermedades generadas a causa de los mismos, no sólo es buena, es fundamental; no obstante, la obligación central se encuentra situada en el papel de las empresas y empleadorxs, en lo que el artículo 2° de la Ley Federal del Trabajó señaló desde mucho antes de la creación de dicha ley:

 “Conseguir el equilibrio entre los factores de la producción y la justicia social, así como propiciar el trabajo digno o decente en todas las relaciones laborales -entendiendo el trabajo digno como: aquél en el que se respeta plenamente la dignidad humana del trabajador; no existe discriminación por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, condiciones de salud, religión, condición migratoria, opiniones, preferencias sexuales o estado civil; se tiene acceso a la seguridad social y se percibe un salario remunerador; se recibe capacitación continua para el incremento de la productividad con beneficios compartidos, y se cuenta con condiciones óptimas de seguridad e higiene para prevenir riesgos de trabajo”.

En ese sentido, no se puede utilizar a la NOM-035 como estandarte de “empresas con empleadxs positivxs” que reciben clases de meditación, pero al mismo tiempo son vulneradxs en su derecho a recibir las condiciones dignas mínimas dentro del ambiente laboral.

Es preciso promover los ambientes favorables en los centros de trabajo y no desatender los riesgos psicosociales; sin embargo, habrá que comenzar a profundizar en la aplicación correcta de las leyes en beneficio de las personas trabajadoras y no, en función de marketing y acreditaciones para las empresas y empleadorxs.

Síguenos en Twitter

Quizás también te interese leer…