Sentir la esperanza, viviéndola. Mujeres y Ambiente, un grupo que demuestra.

Por Ximena García Ituarte

Llegamos a Querétaro y con celular en mano seguimos las indicaciones del maps para llegar a un lugar bastante alejado de la ciudad, calles sin pavimentar, tierra, piedras, casas aisladas y separadas por mucho terreno, muchas en construcción y poca gente que nos veía pasar sospechando que estábamos perdidas, y sí, más o menos desorientadas y perdidas.

Al fin llegamos a una casa de la que salieron dos perros que brincaron al coche y detrás dos mujeres indicándonos dónde estacionar. Entramos a la casa, las mujeres nos preguntaron qué queríamos saber y cómo hacer el recorrido en el lugar.

Así es que llegamos a Mujeres y Ambiente, un proyecto de economía circular de mujeres para mujeres, en la Carbonera, en el estado de Querétaro. Estábamos ya en el sitio sin saber mucho de lo que hacían y fuimos escuchan

do a dos de las mujeres que lideran, fue inevitable irnos emocionando con la propuesta, con cómo nació del deseo de hacer algo con las mujeres de la comunidad, de otras vecinas y con querer hacer y devolver a la tierra lo mucho que nos da, la forma en la que fueron descubriendo cómo hacer alianzas con otras instituciones, personas, mujeres, en intercambio de saberes y capacidades; fueron aprendiendo a hacer las cosas, a mejorarlas, a caminar, a tomarse de la mano y a inspirar para que las siguieran.

Mujeres y Ambiente hoy produce: artículos cosméticos, tiene animales para producción de comida, medicina tradicional, huertos familiares. Lo hacen todo en un contexto de cuidado al medio ambiente, construcción con materiales reciclados, baño seco, reutilización de desechos orgánicos e inorgánicos y una filosofía permanente de contemplación de la tierra de las otras y los otros.

Es inevitable emocionarse y sentir despertar la esperanza de saber y verificar que las cosas se pueden hacer diferentes y bien, ya pasa, se hacen bien en muchos lugares, ellas mismas decían que este era un lugar de mucha violencia y ahora ha cambiado. Mujeres y ambiente es una alternativa para que se encuentre otra forma de vivir, son testimonio para muchas mujeres para trabajar de la mano de otras mujeres, de la comunidad, de la familia. Que el testimonio del trabajo diferente, creativo, justo, ecológico, feminista, el que dignifica, se reproduzca, hay que pasar la voz y contar sobre lo que se hace, que se sepa que hay alternativas.

Pronto podrás conocer un poco más del proyecto.

Síguenos en Twitter

Quizás también te interese leer…